DANZA

Cola Collective gira en torno al hecho de sumar una cola a un humano y resolver las consecuencias simbólicas y motrices que de esto se derivan. El coxis es la sombra del resto evolutivo que nos desliga de nuestra animalidad, la cola, la única extremidad que está detrás, que escapa de la voluntad inquisitiva de nuestros ojos. La idea de la cola no es trivial. El simbolismo en estadios primarios está asociado a zoomorfismos, debido a la superioridad moral y unívoca de los animales. Después el sonido queda desterrado por la imagen y los animales, poco a poco desterrados, se humanizan. Somos enfermos del espejo, de nuestra imagen tristemente humana. Nos miramos en él y no vemos otra cosa más allá o más acá de nosotros mismos, de nuestra condición. Al sumar una cola a un humano desaparece la simbología animal, lo figurativo se vuelve literal, sencillamente es. No es un truco, es un manifiesto: de ahora en adelante no se tratará de nosotros que la tenemos, sino de ellos que carecen de ella.

En un mundo urbano en el que los animales pierden su identidad salvaje para subsistir como mascotas, Cola Collective, toma partido sometiendo la simbología animal al pre-folclore que la armonía salvaje nos brinda.

Ficha artística
Creación e interpretación: Laura Morales, Iñaki Erdocia y Juan Luis Matilla
Colas: Javier Dastis Bendal
Vestuario: Ellavled Alcano
Iluminación y sonido: Benito Jiménez Fotos y Vídeo: María Teresa García Gestión y Comunicación: Olga Beca Producción: Mopa & Telegrama.