Ayer terminamos con la programación esta edición de Periferias, aunque todavía pueden visitarse muchas de las exposiciones.

Así que hoy es el día después. Tras la batalla, tras la hecatombe, hoy el mundo se ha despertado sumido en la desolación. Y para acompañar este escenario post apocalíptico hemos decidido que lo más adecuado son unos paseos en el amanecer post nuclear.

Cuando, tras el terremoto de Japón Oriental, falló la central nuclear de Fukushima,  muchos de los evacuados pensaron que jamás regresarían. A algunos se les permitió volver a recoger lo que pudieran salvar de lo que había sido su vida hasta entonces. Una de esas personas era Toshiya Watanabe, un fotógrafo local que ante la idea de visitar su ciudad por última vez, decidió fotografiar el vacío.

Después ha conseguido volver a fotografiar las mismas escenas, preguntándose cuánto se ha perdido de los significados de territorio, cultura, sociedad o familia, y si es posible que los que vivieron allí puedan recuperarlos.

"Abandoned Dogs", Toshiya Watanabe

“Abandoned Dogs”, Toshiya Watanabe

En su web puedes ver completo el proyecto Thereafter.