Pastoral scene of the gallant south,
The bulging eyes and the twisted mouth,
Scent of magnolias, sweet and fresh,
Then the sudden smell of burning flesh.
Strange Fruit
Billie Holiday, Abel Meeropol (1937)

Grimke, Angelina Weld. Image Ownership: Public Domain

Grimke, Angelina Weld. Image Ownership: Public Domain

Angelina Weld Grimké (1880 1958) escribió una preciosa y escalofriante historia sobre una joven negra llamada Agnes Milton que era la felicidad personificada. Angelina describe su apartamento luminoso, la sonrisa de su marido, su gusto por los poemas de Kipling, su generosidad y su amor por su familia en el Sur. El cuento se titula The Closing Door y fue publicado en 1919.

Angelina nació en una familia de activistas e intelectuales con mezcla de sangre en sus venas. Poetisa y escritora, formó parte del Renacimiento de Harlem. En 1916 fue la primera mujer de raza negra que consiguió estrenar una obra teatral.

Su cuento sobre Agnes Milton termina mal. Un telegrama anuncia la muerte de Bob, su hermano más querido. “No vengas bajo ninguna circunstancia” avisaba su padre.

Tiempo después, un viajero llega desde el Sur con la historia completa de la muerte de Bob. Acusado del asesinato de un blanco, había sido encarcelado. Una multitud asaltó la prisión con palos y piedras. Colgaron al joven negro de un árbol, le acribillaron a balazos, le sacaron los ojos con hierros candentes, le rociaron con gasolina. Cortaron su cadáver en pedacitos para venderlos al mejor postor. Los dientes se pagaron a cinco dólares. “Sigue en el árbol”, les dijo. “No nos han dejado retirar sus restos”.

La alegría de Agnes se apagó para siempre. Cuando nació su primer hijo, lo ahogó con una almohada.

Linchar tr. Matar las turbas a una persona; la palabra nació en los Estados Unidos con referencia a ese acto realizado contra los negros y toma su nombre del de un magistrado, Lynch, de Carolina del Sur, siglo XVII, que estableció un procedimiento sumarísimo por el cual la multitud podía apoderarse de un criminal, juzgarle, condenarle y ejecutarle en el acto. (María Moliner, Diccionario de uso del español. Tomo II. Segunda Edición. Editorial Gredos, Madrid, 1998).

Lo que viene a continuación es una historia a vuelapluma de los linchamientos y asesinatos de personas negras en Estados Unidos. Excepto donde se especifica, los culpables nunca fueron castigados.

 

1898, Frazer B. y Julia Baker (Lake City, South Carolina)

Baker, maestro de escuela y padre de seis hijos, fue elegido jefe de correos de Lake City despertando envidias y recelos. Su casa fue incendiada y, cuando intentó huir, fue recibido con una lluvia de balas que acabó con su vida y con la de su hija Julia de dos años. Su esposa e hijos mayores salvaron la vida escapando en distintas direcciones.

Black postmaster lynched and his wife and three daughters shot and maimed for life in Lake City, S.C.

Black postmaster lynched and his wife and three daughters shot and maimed for life in Lake City, S.C.

 

1911, Laura y L.D. Nelson (Okemah, Okfuskee County, Oklahoma)

Madre e hijo. Sospechosos del robo de una vaca, dispararon al sheriff y sus ayudantes cuando fueron a arrestarles. El sheriff resultó muerto en el tiroteo y los Nelson fueron encarcelados. Pocos días después, un grupo de 40 personas irrumpió en la cárcel y se llevaron a Laura y su hijo que fueron ahorcados en un puente sobre el río North Canadian. Al parecer, Laura fue previamente violada por sus verdugos.

The Nelson Lynching of 1911 @ Yarbrough Crossing near Okemah

The Nelson Lynching of 1911 @ Yarbrough Crossing near Okemah

1916, Jesse Washington (Waco, Texas).

Acusado de asesinar a los granjeros para quienes trabajaba, fue detenido y sometido a juicio con el veredicto de culpable. Cuando se pronunció la sentencia de muerte, la multitud presente en el juzgado se abalanzó sobre él. Arrastrado hasta la plaza del ayuntamiento, Washington fue mutilado, castrado y colgado sobre una hoguera durante dos horas.

Charred corpse of Jesse Washington among the ashes (NAACP)

Charred corpse of Jesse Washington among the ashes (NAACP)

 

Un chico y una chica blancos acusaron a los trabajadores negros de un circo ambulante de robo a mano armada y violación. A pesar de un informe médico en contra, una multitud entre 1000 y 10.000 personas asaltó la prisión para ahorcar a los presuntos culpables. Bob Dylan trata este suceso en Desolation Row: “They’re selling postcards of the hanging”.

 

1930, Thomas Shipp y Abram Smith (Marion, Indiana)

Estaban acusados de asesinar a un blanco para robarle y de violar a la mujer blanca que le acompañaba. Una turba armada con mazas les sacó de la cárcel y les ejecutó públicamente. La instantánea que tomó un fotógrafo local se vendió por millares e inspiró al maestro neoyorquino Abel Meeropol la letra de Strange Fruit. Fue reproducida en la portada del disco de Hazy Shade of Criminal de Public Enemy.

PUBLIC ENEMY. Hazy Shade of Criminal

PUBLIC ENEMY. Hazy Shade of Criminal

1934, Claude Neal (Marianna, Florida)

Apresado como sospechoso de la violación y asesinato de una mujer blanca, fue secuestrado por una multitud enfurecida. Los amigos del marido de la víctima le llevaron a un rincón escondido donde fue castrado, obligado a auto canibalismo, quemado con hierros al rojo, mutilado y apuñalado antes de ser ahorcado. Su cadáver fue arrastrado y entregado a la multitud que se ensañó con él con patadas y palos aguzados. Su hija solo tenía una foto suya: desnudo, quemado y colgado de un árbol. No la quiso ver nunca.

Chronology of Claude Neal Lynching

Chronology of Claude Neal Lynching

 

1955, Emmett Till (Money, Mississippi)

Había estado flirteando con una mujer blanca. Fue secuestrado por su marido y sus amigos que le golpearon hasta que un ojo se salió de su órbita. Le dispararon un tiro y le arrojaron al río. Tenía 14 años. Como protesta, su madre exigió que su cuerpo terriblemente desfigurado fuese exhibido públicamente. Centenares de miles de personas desfilaron ante su ataúd y Emmett se convirtió en símbolo de la lucha por los derechos civiles negros. Dylan le dedicó una canción.

 

1963, Medgar Evers (Jackson, Mississippi)

Medgar Evers

Medgar Evers

Luchador de los derechos civiles y miembro de NAACP. Su activismo y sus investigaciones sobre la muerte de Till le ganaron el odio de los supremacistas blancos. Al salir de su coche frente a su casa, recibió un tiro en la espalda que le atravesó el corazón. “The Ballad of Medgar Evers” de Phil Ochs (que se publicó bajo el título “Too Many Martyrs”) está dedicada a su memoria. Por diversas irregularidades de la justicia, su asesinó tardó 30 años en ser condenado.

 

1998, James Byrd, Jr. (Jasper, Texas)

James Byrd, Jr.

James Byrd, Jr.

Fue raptado por un pequeño grupo de supremacistas blancos, golpeado, encadenado a una camioneta y arrastrado, todavía, vivo a lo largo de varios kilómetros. La policía encontró partes de su cuerpo en 81 lugares. Su muerte tuvo un gran impacto en la sociedad, la política y la legislación estadounidenses. Sus asesinos fueron juzgados y condenados por la justicia norteamericana.

 

2012, Trayvon Martin (Sanford, Florida)

Trayvon Martin

Trayvon Martin

Recibió un tiro de un vigilante clandestino cuando volvía del supermercado de noche y falleció en el acto. Su asesino fue juzgado y absuelto. Marchas y protestas se celebraron en todas las ciudades. El propio Obama se identificó con Trayvon. Su muerte se ha convertido en símbolo de la lucha contra la violencia racista.

 

Epílogo

Esta recopilación criminológica pretende denunciar el horror que se desencadena cuando la gente se toma la justicia por su mano. No olvidemos que hoy día en la esfera cotidiana, el hogar, la escuela, el lugar de trabajo y, sobre todo, los medios e internet, surgen constantemente vengadores y justicieros que acusan, condenan y aniquilan a quienes no son, no piensan o no actúan como ellos decretan. En muchos casos, el linchamiento virtual ha arrastrado a sus víctimas al suicidio.


 

La autora

PATRICIA GODES. Retrato de Manolo Campoamor

PATRICIA GODES. Retrato de Manolo Campoamor

Patricia Godes es periodista especializada en cultura popular, tendencias y música. Ha trabajado en radio, televisión y prensa escrita y fue pionera en la defensa de la música afroamericana en los medios musicales alternativos. Es autora de varios libros, incluyendo un ensayo sobre la interacción de la música y el vestido titulado Dandys de los bajos fondos. Actualmente colabora en eldiario.es y está preparando un ensayo sobre las políticas de género en las industrias musicales.