BLEEP! MÚSICA | Viernes 28 Octubre | 23:50H | Palacio de Congresos

Llega a Periferias por tercera vez Bigott. La variedad de estilos por los que la música de Bigott transita es una constante a lo largo de toda su discografía; se trata de un personaje difícil de clasificar, tanto en su música como (aún más) en su persona. Poco amigo de los convencionalismos y apasionado, con aire de enfant terrible, se enfrenta a las entrevistas y a los directos de la misma forma, que podríamos resumir así: Bigott hace lo que le da la gana, y le funciona. Sus álbumes con mayor repercusión son “Fin”, un repertorio acertadísimo de melodías frescas y emocionantes, “The Orinal Soundtrack” cuyo single “Cannibal Dinner” le colocó en la cabeza de la mayor parte de las listas del año y con el que consigue un notable ascenso de su popularidad; y “Pavement Tree”, producido por el americano Jeremy Jay, cuyo single “Baby Lemonade” se hizo con el premio a mejor canción en los XVI Premios de la Música Aragonesa; un álbum con aire romántico y oscuro, mucho más introspectivo que sus antecesores, que señala otra nueva faceta de este inclasificable y prolífico artista. Y ahora regresa a Huesca con su último trabajo, “My friends are dead”, una piedra preciosa. Ninguna canción es accesoria. Brillantes melodías de voz y coloridos riffs de guitarra caminan por la sólida base que forman bajo y batería perfectamente conectados. Con “My friends are dead”, Bigott deja constancia de su naturaleza ecléctica, dotando a cada canción de una esencia distinta y única, en ocasiones sorprendente, pero sin perder ni un ápice de su identidad.

“My friends are dead” ha sido producido por el compositor y productor americano Jeremy Jay, y es la nueva apuesta de una de las personalidades más inclasificables de la escena española. Puros estados alterados.