LÍNEAS PARALELAS
ARTE | Viernes 20 Octubre | 20:00H (inauguración) | Librería Anónima

Antonio Santos siempre piensa sus «esculturas» a gran tamaño. Las imagina en lugares públicos rodeadas de niños y novios sentados en los bancos, con las palomas no sabiendo muy bien dónde colocarse para que el acabado sea definitivo. Por el momento no ha conseguido materializar esos deseos, pero que los sueños no se realicen no debe ser motivo para que no los tengamos y, al menos a un tamaño reducido, les ha dado forma para que todos los disfrutemos. Son pequeñas maquetas en un modesto cartón, pero se pueden imaginar como si fueran las alegres esculturas de su querido Alexander Calder, en hierro y policromadas de alegres colores, con ese aire de juguetes infantiles y sobre todo grandes, muy grandes. La exposición, que se realiza en paralelo a la que el mismo autor muestra en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner, se podrá visitar hasta el 19 de noviembre.